Sentencia de Tutela nº 005/05 de Corte Constitucional, 19 de Enero de 2005 - Jurisprudencia - VLEX 43622541

Sentencia de Tutela nº 005/05 de Corte Constitucional, 19 de Enero de 2005

PonenteManuel Jose Cepeda Espinosa
Fecha de Resolución19 de Enero de 2005
EmisorCorte Constitucional
Expediente973978
DecisionNegada

Sentencia T-005/05

INAPLICACION DE NORMAS DEL PLAN OBLIGATORIO DE SALUD-Casos en que procede

DERECHO A LA SALUD DE PERSONA DE LA TERCERA EDAD-Fundamental por conexidad con la vida

ENTIDAD PROMOTORA DE SALUD-Prestación servicio de salud ordenado por médico tratante

ACCION DE TUTELA-Notificación dentro del término del Decreto 2591 de 1991 artículo 36 como garantía de efectividad

Reiteración de Jurisprudencia

Referencia: expediente T-973978

Acción de tutela instaurada por R.M.R. de Lima, en contra de CAJANAL EPS.

Magistrado Ponente

Dr. M.J.C. ESPINOSA

Bogotá, D.C., diecinueve (19) de enero de dos mil cinco (2005).

Teniendo en cuenta que el problema jurídico que suscita la presente acción de tutela ya ha sido objeto de otros pronunciamientos por parte de esta Corporación, la Sala Tercera de Revisión de la Corte Constitucional decide reiterar lo dispuesto por la jurisprudencia para este tipo de casos. Por tal razón, de acuerdo con sus atribuciones constitucionales y legales, la presente sentencia será motivada brevemente. Con base en lo dispuesto por el Decreto 2591 de 1991 (artículo 35), la Corte Constitucional ha señalado que las decisiones de revisión que se limiten a reiterar la jurisprudencia pueden ''ser brevemente justificadas''. Así lo ha hecho en varias ocasiones, entre ellas, por ejemplo, en las sentencias T-549 de 1995 (MP J.A.M., T-396 de 1999 (MP E.C.M., T-054 de 2002 (MP M.J.C.E., T-392 de 2004 (MP J.A.R.) y T-959 de 2004 (MP M.J.C.E.).

  1. La señora R.M.R. de Lima, presentó acción de tutela en contra de CAJANAL EPS, pues considera que esa entidad ha desconocido su derecho a la salud en conexidad con el derecho a la vida, al haber demorado injustificadamente la prestación de un servicio de salud que necesita según lo dispuesto por su médico tratante correspondiente, a pesar de que dicho servicio (1) está contemplado dentro del Plan Obligatorio que lo cobija (el Plan del régimen contributivo) y (2) fue ordenado por la entidad encargada de garantizar la prestación del servicio, el 23 de abril de 2004 (Fl. 3). El Juzgado Sexto de Familia de Ibagué, decidió negar el amparo invocado, pues consideró que la entidad demandada CAJANAL EPS, desapareció como tal, de donde resulta inútil obligarla a cumplir una función que ya no es dable prestar, por haberle sido revocada la licencia de funcionamiento. Por lo tanto, la cuestión a resolver en el presente caso es si el peticionario tiene derecho a que se le preste el servicio médico ordenado por su médico tratante.

  2. La jurisprudencia constitucional ha señalado que toda persona tiene derecho a que se le garantice el acceso efectivo a los servicios médicos contemplados dentro de los planes obligatorios de salud, La Sala Plena de la Corte Constitucional ha señalado que ''(...) el Sistema General de Salud creado por el constituyente de 1991 y desarrollado por el legislador en 1993, se estableció con el objetivo esencial de proteger la salud como derecho y servicio público esencial de todos los habitantes en Colombia. Y cada uno de éstos, en la medida en que debe estar afiliado al Sistema General de Seguridad Social en Salud, previo el pago de una cotización o a través del subsidio que se financia con recursos fiscales, de solidaridad y los ingresos propios de los entes territoriales, recibe un Plan Integral de protección de la salud, con atención preventiva, médico-quirúrgica y medicamentos esenciales, denominado Plan Obligatorio de Salud. || Cada persona, entonces, como titular de ese derecho --fundamental cuando están de por medio derechos inherentes, esenciales e inalienables para ella--, tiene la garantía constitucional y legal para exigir su efectividad obviamente dentro de los límites y las restricciones propias de un Estado que como el colombiano, carece de los recursos indispensables para suministrar este servicio con cubrimiento y con condiciones plenas, pues el déficit fiscal y presupuestario por el que atraviesa hace que los recursos destinados a la salud sean insuficientes, tal como lo reconoció esta misma Corporación en la sentencia SU-480 de 1997.'' Sentencia SU-819 de 1999 (MP Á.T.G.) En este caso se unificó la jurisprudencia constitucional acerca del Sistema de Seguridad Social en Salud. a la vez que ha indicado que el derecho a la salud puede ser protegido por el juez de tutela cuando se encuentra en conexidad directa con el derecho a la vida o el derecho a la integridad física. Desde su inicio la jurisprudencia constitucional ha señalado que los derechos sociales, económicos y culturales deben ser considerados fundamentales en aquellos casos en que estén en conexidad ''con un principio o con un derecho fundamental''. Sentencia T-406 de 1992 (MP Ciro Angarita Barón) Esta posición jurisprudencial, acogida rápidamente por otras Sala de Revisión de la Corte Constitucional (v.gr., sentencia T-571 de 1992; MP J.S.G., ha sido sostenida de manera continua e ininterrumpida hasta el momento. Entre otras, pueden consultarse las sentencias T-248 de 1998 (MP J.G.H.G., T-884 de 2004 (MP Humberto Sierra Porto), T-945 de 2004 (MP R.E.G.) y T-1019 de 2004 (MP Marco G.M.C.. No obstante, existen casos en los que la acción de tutela procede directamente, sin necesidad de demostrar conexidad alguna, como ocurre con los niños, cuyo derecho a la salud es fundamental (art. 44, CP) y con personas que se encuentran en `relación especial de sujeción' (--por ejemplo, personas que prestan servicio militar o personas privadas de la libertad, al respecto ver sentencia T-687 de 2003; M.E.M.L.--). Por tal razón, la ''(...) protección por vía de tutela del derecho a la salud procede cuando los prestadores del servicio inaplican una norma existente sobre éste servicio y ponen en riesgo con este hecho la vida de una persona (...).'' En tales términos, la Corte Constitucional reiteró su posición jurisprudencial en la sentencia T-736 de 2004 (MP Clara I.V.H.. Esta protección constitucional, sostiene reiteradamente esta Corporación, ha de otorgarse no sólo cuando existe un peligro inminente de muerte, La Corte Constitucional ha señalado a lo largo de su jurisprudencia que la protección del derecho a la vida no sólo comprende la posibilidad de subsistencia biológica. Al respecto, entre otras, pueden consultarse las sentencias T-248 de 1998 (MP J.G.H.G., T-260 de 1998 (MP F.M.D., T-1034 de 2001 (MP Marco G.M.C., T-927 de 2004 (MP Á.T.G.) y T-1005 de 2004 (MP Alfredo Beltrán Sierra). sino también cuando se afecta la integridad física o mental de una persona. Para la jurisprudencia constitucional ''(...) no brindar los medicamentos previstos en cualquiera de los planes obligatorios de salud, o no permitir la realización de las cirugías amparadas por el plan, constituye una vulneración al derecho fundamental a la salud.'' En la sentencia T-736 de 2004 (MP Clara I.V.H.) la Corte consideró que imponer costos económicos no previstos por la ley a una persona para acceder al servicio médico que requiere ''(...) afecta su derecho fundamental a la salud, ya que se le imponen límites no previstos en la ley, para que acceda a su tratamiento, y a la vez la entidad se libra de su obligación de brindar integralmente los tratamientos y medicamentos al paciente.'' En esta ocasión la Corte consideró especialmente grave la violación del derecho del accionante, por tratarse de una persona de la tercera edad. Previamente, en la sentencia T-538 de 2004 (MP Clara I.V.H.) la Corte consideró violatorio del derecho a la salud de una persona cambiar un servicio incluido dentro del Plan Obligatorio (oxígeno con pipetas) por otro, también incluido dentro del Plan (oxígeno con generador), que resulta más oneroso para el paciente.

    Así pues, una persona inscrita en el régimen de salud contributivo o subsidiado tiene derecho a reclamar mediante acción de tutela la prestación de un servicio médico cuando éste (i) está contemplado por el Plan Obligatorio de Salud (POS o POS-S), Por ejemplo, en la sentencia T-757 de 1998 (MP A.M.C., fundándose en conceptos médicos que indicaban que el servicio de salud solicitado (una cirugía) no era necesario para conservar la vida ni la integridad de la accionante, la Corte consideró que la decisión de la entidad accionada de no autorizar la prestación del servicio se ajustó a derecho, ''(...) toda vez que a la actora no se le practicó la cirugía (...) porque no se encuentra prevista dentro del manual de actividades, intervenciones y procedimientos del plan obligatorio de salud en el sistema general de seguridad social en salud (...)''. (ii) fue ordenado por su médico tratante adscrito a la entidad prestadora del servicio de salud correspondiente, El médico tratante correspondiente es la fuente de carácter técnico a la que el juez de tutela debe remitirse para poder establecer qué servicios médicos requiere una persona. Esta posición ha sido fijada, entre otros, en los fallos T-271 de 1995 (M.P.A.M.C., SU-480 de 1997 (M.P.A.M.-tí-nezC., SU-819 de 1999 (M.P.Á.T.G., T-076 de 1999 (MP A.M.C., y T-344 de 2002 (MP M.J.C.E.). (iii) es necesario para conservar su vida o su integridad Desde los inicios de la jurisprudencia constitucional en la sentencia T-484 de 1992 (MP F.M.D., la Corte ha considerado que el derecho a la salud es tutelable cuando valores y derechos constitucionales fundamentales como la vida están en juego; posición jurisprudencial amplia y continuamente reiterada. y (iv) fue solicitado previamente a la entidad encargada de prestarle el servicio de salud, la cual o se ha negado o se ha demorado injustificadamente en cumplir su deber. En los casos en los que una persona presente una acción de tutela contra una entidad encargada de promover el servicio de salud, ha reiterado la Corte, debe tenerse en cuenta que ''(...) es un requisito de procedibilidad el requerir previamente a la EPS o ARS, la atención médica o el suministro de medicamentos o procedimientos (...)'' que se necesitan. (Sentencia T-736 de 2004; MP Clara I.V.H.. La Corte Constitucional ha concedido el amparo de tutela en casos similares, una vez verificadas las condiciones aquí señaladas. En la sentencia T-042 de 1996 (MP C.G.D., por ejemplo, la Corte señaló: ''En conse-cuencia, la condición de afiliada al Instituto de Seguros Sociales de la señora S.A., la hace acreedora de las prestaciones propias del derecho subjetivo a la seguridad social, específicamente de aquellas que se relacionan con la recuperación de su salud, por lo que estaba legitimada para exigirla del ISS cuando acudió a esa institución en procura de alivio. || Se encuentra acreditado también, que han transcurrido más de veintisiete (27) meses desde que el especialista asignado para tratarla ordenó programar la cirugía que requiere, y el Instituto de Seguros Sociales no ha atendido tal orden, suspendiendo así, de hecho e injustificadamente, el pago de las prestaciones de salud que debe a la actora por su condición de afiliada-jubilada, aduciendo como única razón de su irregular proceder, su propia ineficiencia. || Por el lapso arriba anotado, la señora S.A. ha tenido que padecer, sin el auxilio médico que se le debió prestar, el dolor persistente y la disminución funcional de su pierna izquierda, generados por la deformación de la cabeza del fémur. La omisión del ISS no sólo ha afectado seriamente la integridad física de la actora, sino también su tranquilidad personal, lo que redunda en el desconocimiento de su derecho a una vida digna. || De todo lo expuesto se concluye que el derecho a la seguridad social, en lo que corresponde específicamente con el derecho a la salud de la actora, tiene el carácter de derecho fundamental; además, está probado que tal derecho ha sido vulnerado, y que la violación es imputable al Instituto de Seguros Sociales.''

  3. La Sala Tercera de Revisión de la Corte Constitucional reiterará la jurisprudencia referida porque de acuerdo con ella a la señora R.M.R. de Lima, se le ha desconocido su derecho a la salud en conexidad con el derecho a la vida. En efecto, a la accionante, quien se encuentra inscrita en el régimen contributivo de salud, no se le ha prestado un servicio médico (CIRUGÍA DE CATARATAS OJO DERECHO) (i) contemplado dentro del Plan Obligatorio, (ii) ordenado por su médico tratante, (iii) que es necesario para conservar su vida (en caso de que el servicio no sea prestado la calidad de vida de la accionante se ve menguada) y (iv) que fue solicitado previamente a la entidad encargada de prestarle el servicio de salud como consta en el proceso (23 de abril de 2004, Fl3).

    Ahora bien, toda violación al derecho a la salud es aún más grave cuándo quien la padece es un sujeto de especial protección constitucional, como las niñas y los niños -cuyo derecho a la salud es fundamental por expreso mandato de la Constitución (art. 44, CP)-, las personas de la tercera edad, los discapacitados, las mujeres embarazadas y, en general, personas que se encuentren en una situación de debilidad manifiesta (art. 13, CP). Tal situación ocurre en el presente caso, pues la señora R.M.R. de Lima, cuyos derechos fueron desconocidos, es persona de la tercera edad (tiene 85 años de edad).

    Así pues, la Sala Tercera de Revisión revocará el fallo de instancia y ordenará a la EPS a la que haya sido afiliada la accionante que, si aún no lo ha hecho, garantice a la señora R.M.R. de Lima la prestación del servicio de salud ordenado por su médico tratante.112 La Corte Constitucional mediante Sentencia T-1141 de 2004 (M P.M.J.C.E., ordenó a la EPS SOLSALUD, proteger los derechos a la salud al accionante. Dicha sentencia es un ejemplo de que la jurisprudencia de la Corte Constitucional, desde que fue revocada la licencia de funcionamiento de CAJANAL, mediante resolución 281 de 2004, ordena a las EPS- ARS a las que hayan sido afiliadas las personas, la prestación del servicio de salud que se requiera, de acuerdo con la regulación del Sistema General de Seguridad Social en Salud.2

    En mérito de lo expuesto, la Sala Tercera de Revisión de la Corte Constitucional, administrando justicia en nombre del pueblo, y por mandato de la Constitución Política,

RESUELVE

Primero.- REVOCAR el fallo proferido por el Juzgado Sexto de Familia de Ibagué, dentro del proceso de la referencia.

Segundo.- TUTELAR el derecho a la integridad física en conexidad con el derecho a la salud de la señora R.M.R. de Lima. En consecuencia, se ordena a la entidad de salud a la cual se encuentra adscrita la señora R.M.R. de Lima, que en el término de 48 horas contadas a partir del momento de la notificación del presente fallo, si aún no lo ha hecho, garantice la práctica de la CIRUGÍA DE CATARATAS DEL OJO DERECHO.

Tercero.- Para garantizar la efectividad de la acción de tutela, el Juzgado Sexto de Familia de Ibagué, notificará esta sentencia dentro del término de cinco días después de haber recibido la comunicación, de conformidad con el artículo 36 del Decreto 2591 de 1991.

Cuarto.- Líbrese por Secretaría General la comunicación prevista en el artículo 36 del Decreto 2591 de 1991.

N., comuníquese, insértese en la Gaceta de la Corte Constitucional y cúmplase.

M.J.C. ESPINOSA

Magistrado

JAIME CÓRDOBA TRIVIÑO

Magistrado

RODRIGO ESCOBAR GIL

Magistrado

MARTHA VICTORIA SÁCHICA MÉNDEZ

Secretaria General

91 sentencias
  • Sentencia de Tutela nº 1013/07 de Corte Constitucional, 22 de Noviembre de 2007
    • Colombia
    • 22 Noviembre 2007
    ...T-840 de 2005, T-776 de 2005, T-580 de 2005, T-562 de 2005, T-513 de 2005, T-387 de 2005, T-211 de 2005, T-025 de 2005, T-008 de 2005, T-005 de 2005, T-1227 de 2004, T-1110 de 2004, T-527 de 2004, T-425 de 2004 , T-1103 de 2003, T-796 de 2003, T-536 de 2003, T-463 de 2003 y T-382 de 2003. h......
  • Sentencia de Tutela nº 262/06 de Corte Constitucional, 4 de Abril de 2006
    • Colombia
    • 4 Abril 2006
    ...embargo como lo ha manifestado esta Corporación Ver entre muchas otras, las sentencias T-582 de 2005 M.P.A.B.S., T-342 de 2005 M.P.J.A.R., T-05 de 2005 M.P.M.J.C.E. T-270 de 2003 M.P.M.G.M.C., T-414 de 2001 M.P.C.I.V.H., T-706 de 2003 y T-421 de 2001 M.P.A.T.G.. en ocasiones anteriores, cua......
  • Sentencia de Tutela nº 627/06 de Corte Constitucional, 3 de Agosto de 2006
    • Colombia
    • 3 Agosto 2006
    ...de tipo degenerativo. Como lo ha reconocido esta Corporación en reiterada jurisprudencia Cfr. sentencias T-001 de 2005 M.P.A.B.S., T-005 de 2005 M.P.M.J.C.E., T-008 de 2005 M.P.M.J.C.E., T-016 de 2005 M.P.R.E.G., T-023 de 2005 M.P.M.G.M.C., T-067 de 2005 M.P.R.E.G., T-069 de 2005 M.P.R.E.G.......
  • Sentencia de Tutela nº 274/09 de Corte Constitucional, 13 de Abril de 2009
    • Colombia
    • 13 Abril 2009
    ...forma a este argumento de protección bajo el nombre de conexidad. Al respecto, Sentencias T-138 de 2003, T-755 de 1999, T-048 de 2005, T-005 de 2005, T-008 de 2005, T-464 de 2005, T-395 de 2005, T-177 de 1999, T-1068 de 2000, entre otras.. (ii) De igual manera, el juez constitucional debe g......
  • Solicita tu prueba para ver los resultados completos
8 artículos doctrinales

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR