Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Laboral nº 48081 de 10 de Agosto de 2016 - Jurisprudencia - VLEX 691932273

Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Laboral nº 48081 de 10 de Agosto de 2016

EmisorSALA DE CASACIÓN LABORAL
PonenteCLARA CECILIA DUEÑAS QUEVEDO
Sentido del falloNO CASA
Número de sentenciaSL12028-2016
Número de expediente48081
Tipo de procesoRECURSO DE CASACIÓN
Tribunal de OrigenTribunal Superior Sala de Descongestión Laboral de Bogotá
MateriaDerecho Laboral y Seguridad Social
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

CLARA CECILIA DUEÑAS QUEVEDO

Magistrada ponente

SL12028-2016

Radicación n.° 48081

Acta 29

Bogotá, D. C., diez (10) de agosto de dos mil dieciséis (2016).

Decide la Corte el recurso de casación que interpuso PATRICIA BRÍGIDA DEL SOCORRO DÍAZ, contra la sentencia proferida, el 31 de mayo de 2010, por la Sala Laboral de Descongestión del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, dentro del proceso ordinario que la recurrente, SERGIO GERMÁN y DIEGO FERNANDO DELGADO DÍAZ adelantan contra la CAJA DE AUXILIOS Y PRESTACIONES DE ACDAC «CAXDAC».

I. ANTECEDENTES

Los citados accionantes demandaron a la Caja de Auxilios y Prestaciones de Acdac «Caxdac», con el fin de que les fuera reconocida la pensión de sobrevivientes prevista en los arts. 6 y 25 del A. 049/1990 aprobado por el D. 758/1990, en virtud de la muerte presunta de su cónyuge y padre que tuvo lugar el 21 de julio de 1989 conforme a las decisiones de primera y segunda instancia proferidas, en su orden, por el Juzgado Tercero de Familia de Bogotá y el Tribunal Superior de la misma ciudad; los intereses corrientes bancarios; lo que se halle probado ultra y extra petita y las costas del proceso. Subsidiariamente pidieron la indemnización sustitutiva.

Los hechos en que soportaron sus pretensiones, en síntesis, refieren a que el capitán Fernando Delgado Diez nació el 11 de abril de 1938; que se desempeñó como piloto de aviación comercial; que entre 1975 y 1987 realizó cotizaciones para efectos pensionales a la demandada; que Patricia Brígida del Socorro Díaz contrajo matrimonio y convivió con él desde el 31 de octubre de 1984 hasta el día de su muerte presunta, y que de esa unión nacieron Sergio Germán y Diego Fernando Delgado Díaz.

Informaron que solicitaron a la demandada el reconocimiento y pago de la pensión de sobrevivientes, o en su defecto la indemnización sustitutiva y que su petición fue negada mediante comunicación de fecha 15 de noviembre de 2006 (fls. 37 a 39).

Caxdac al dar respuesta a la demanda, aceptó como la fecha de nacimiento del causante y la de su muerte presunta, el matrimonio entre la demandante y Delgado Diez, su afiliación a Caxdac, la reclamación pensional y su negativa.

Se opuso a todas y cada una de las pretensiones y en su defensa formuló las excepciones de inexistencia de la obligación, prescripción, carencia de respaldo normativo, buena fe y la genérica (fls. 67 a 76).

II. SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA

El Juzgado Décimo Laboral del Circuito de Bogotá, mediante fallo del 9 de diciembre de 2008 que complementó el 16 de febrero de 2009, con fundamento en el A. 224/1966 aprobado por el D. 3041 del mismo año, condenó a la accionada a reconocer y pagar a Patricia Brígida del Socorro Díaz la pensión de sobrevivientes, a partir del 20 de febrero de 2006; la absolvió de las demás pretensiones formuladas en su contra, incluidas las incoadas por Sergio Germán y Diego Fernando Delgado Díaz y le impuso las costas de la instancia.

III. SENTENCIA DE SEGUNDA INSTANCIA

Por apelación de la demandada, la Sala Laboral de Descongestión del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, mediante la sentencia recurrida en casación, revocó la de primer grado y, en su lugar, la absolvió de todas las pretensiones que en su contra formuló Patricia Brígida del Socorro Díaz. Se abstuvo de imponer costas en la alzada.

Precisó que la inconformidad planteada por la apelante, se circunscribió a que la pensión de sobrevivientes no debió reconocerse «aplicando normas que no corresponden, esto es, el Decreto 758 de 1990, y mucho menos la ley 100 de 1.993».

Comenzó por examinar las pruebas allegadas al proceso, en especial las sentencias proferidas, en su orden, el 12 de julio y el 27 de octubre de 2005 por el Juzgado Tercero de Familia de Bogotá y la Sala de Familia del Tribunal Superior de la misma ciudad, a través de las cuales se declaró la muerte presunta por desaparecimiento del causante a partir del 21 de julio de 1989, hecho que concuerda con el registro de defunción que obra en el plenario.

Bajo ese análisis fáctico, en lo que estrictamente concierne al recurso extraordinario, afirmó que las normas llamadas a regular el asunto son los reglamentos de Caxdac, vigentes a la fecha de la muerte presunta del capitán Fernando Delgado Diez, esto es, L. 1015/1956, L. 32/1961 y D.R. 60/1973, ninguno de los cuales «consagran la pensión de sobrevivientes, sino los requisitos para el reconocimiento y pago de la pensión de jubilación los que en todo caso no llenaba el causante».

Reprochó la decisión del a quo fundamentada en el A. 224/1966, aprobado por el D. 3041 de ese mismo año, porque los reglamentos del I.S.S. son aplicables únicamente a los afiliados obligatorios a tal Instituto, condición que no tenía el causante.

En cuanto a la pretensión subsidiaria encaminada a obtener la indemnización sustitutiva, señaló que tampoco era procedente porque su regulación, para la fecha del deceso, estaba prevista únicamente para los afiliados al ISS.

IV. RECURSO DE CASACIÓN

Interpuesto por la demandante, concedido por el Tribunal y admitido por la Corte, se procede a resolver.

V. ALCANCE LA IMPUGNACIÓN

Pretende que la Corte case totalmente la sentencia recurrida para, que en sede de instancia, confirme la de primer grado.

Con tal propósito formula dos cargos que merecieron réplica de la demandada y que la Sala procede a estudiar en su orden.

VI. CARGO PRIMERO

Está formulado en los siguientes términos:

Acuso la sentencia impugnada por VIOLACIÓN DIRECTA de la ley sustancial en la modalidad de FALTA DE APLICACIÓN de los artículos 20 y 5ª (modificado por el artículo 1º del Acuerdo 019 de 1983, aprobado por el Decreto 232 de 1984) del Acuerdo 224 de 1966 que estableció el "Reglamento General del Seguro Social Obligatorio de Invalidez, Vejez y Muerte", aprobado por el Decreto 3041 del 19 de diciembre de 1966, en armonía con el artículo 19
del Código Sustantivo del Trabajo. Esta omisión condujo a la aplicación indebida de los artículos 8o del Decreto Ley 1015 de 1956; 2º y 3o de la Ley 32 de 1961 y 3 y 11 del Decreto Reglamentarlo 60 de 1973, lo que condujo a la violación de los artículos 36 y 139 de la ley 100 de 1993; 3º, 6° y 70 del Decreto

1282 de 1994 y 3º del Decreto 1283 de 1994, dentro del espíritu señalado en los articulas 48 y 53 de la Constitución Política del país, en armonía con el artículo 151 del Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social.

Manifiesta que el Tribunal de manera injustificada y equivocada no aplicó el A. 224/1966 aprobado por el D. 3041 de esa misma anualidad, pese a que el Seguro Social Obligatorio creado desde la L. 90/1946, fundamento del citado acuerdo, cobija a todos los trabajadores privados del país y no está exclusivamente dirigido a los afiliados al ISS, pues los únicos que están excluidos de su regulación son los señalados en el art. 3º, es decir, los trabajadores ocasionales, temporales, agrícolas y extranjeros.

Insiste en que el causante era «un trabajador objeto de protección por INVALIDEZ, VEJEZ o MUERTE, porque su vinculación laboral con las diferentes empresas de aviación de carácter particular, para las cuales laboró, se hizo mediante contrato de trabajo a término indefinido. Otra cosa, es que los aportes obligatorios por este concepto, se hayan hecho con destino a la CAJA DE AUXILIOS Y PRESTACIONES DE ACDAC "CAXDAC" porque así lo ordenó la misma ley».

Concluye entonces que como «CAXDAC» administra un fondo común, pagador de pensiones dentro del régimen de prima media con prestación definida, semejante al administrado por el Seguro Social, nada se opone a que la controversia se resuelva a la luz del A. 224/1966 aprobado por el D. 3041/1966 cuyos arts. 5 y 20 consagran el derecho a la pensión de sobrevivientes, más si se tiene en cuenta que para los aviadores civiles no existía norma especial que regulara las pensiones por muerte.

VII. RÉPLICA

Afirma que el cargo adolece de serias fallas de orden técnico que llevan a su desestimación, en cuanto no controvierte los fundamentos de la decisión del Tribunal; no explica por qué se equivocó al aplicar la normativa de Caxdac; y dado que el cumplimiento de los requisitos exigidos por los reglamentos del ISS es un asunto fáctico, no jurídico. Adiciona que en todo caso, no hay error porque el asunto debía resolverse bajo los postulados del D. 1015/1956, vigente para la fecha de la presunta muerte del causante, tal como lo ha reiterado la jurisprudencia.

VIII. CONSIDERACIONES

No le asiste razón a la réplica en las glosas que le formula al cargo, principalmente porque el recurrente sí...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba
3 sentencias

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR