AUTO INTERLOCUTORIO de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Penal nº 56145 del 18-11-2020 - Jurisprudencia - VLEX 852671270

AUTO INTERLOCUTORIO de Corte Suprema de Justicia - Sala de Casación Penal nº 56145 del 18-11-2020

EmisorSala de Casación Penal
PonenteGERSON CHAVERRA CASTRO
Sentido del falloINADMITE
Número de sentenciaAP3111-2020
Tribunal de OrigenTribunal Superior Sala Penal de Bogotá
Tipo de procesoCASACIÓN
Número de expediente56145

GERSON CHAVERRA CASTRO

Magistrado Ponente

AP3111-2020

Radicación n° 56145

Acta No. 247

Bogotá D.C., dieciocho (18) de noviembre de dos mil veinte (2020).

ASUNTO

La Sala se pronuncia sobre la admisión de la demanda sustento del recurso de casación interpuesto por el apoderado de FABIÁN MAURICIO RODRÍGUEZ CALDERÓN, contra el fallo del 22 de mayo de 2019 del Tribunal Superior de Bogotá, mediante el cual confirmó el proferido el 13 de septiembre de 2016 por el Juzgado 8º Penal Municipal de conocimiento de Bogotá, que lo condenó a treinta y dos (32) meses de prisión por el delito de lesiones personales dolosas.

HECHOS

El 9 de diciembre de 2010, a las 08:15 horas, en la intersección de la carrera 19 con calle 23 del barrio Santafé de esta ciudad, FABIÁN MAURICIO RODRÍGUEZ CALDERÓN, quien conducía el vehículo Kia Picanto LX de placas RBN976, al intentar sobrepasar al conducido por Gustavo Eduardo Becerra Gracia, lo colisionó en la parte trasera. Enseguida RODRÍGUEZ CALDERÓN descendió de su automotor, acompañado de otros individuos, y procedió a agredirlo, rompiendo el vidrio del costado del conductor, cuya acción le causó a Becerra Gracia lesiones y deformidad física que afecta su rostro de carácter permanente.

ANTECEDENTES

El 4 de septiembre de 2014, en audiencia preliminar ante el Juez 1º Penal Municipal de Bogotá con función de control de garantías, la Fiscalía formuló imputación a RODRÍGUEZ CALDERÓN por el delito de lesiones personales en concurso con el de daño en bien ajeno –arts. 113 inc.2 y 265 inc. 2 del Código Penal-, cargos que el imputado no aceptó.

El 20 de febrero de 2015, la Fiscalía radicó el escrito de acusación, y en audiencia del 25 de marzo siguiente, la verbalizó ante el Juez 8º Penal Municipal de conocimiento de la misma ciudad.

El 28 de agosto de 2015, se declaró la preclusión de la acción penal del delito de daño en bien ajeno por caducidad de la querella[1].

El 13 de septiembre de 2016, el Juez en consonancia con el anuncio del sentido del fallo, lo condenó a treinta (32) meses de prisión por el delito de lesiones personales dolosas. El fallo impugnado por la defensa y la representante de las víctimas, fue confirmado por el Tribunal en su integridad.

FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACIÓN

El demandante propone un (1) cargo).

Al amparo de la causal segunda del artículo 181 de la Ley 906 de 2004, aduce el desconocimiento del debido proceso por afectación sustancial de su estructura o de la garantía debida al procesado.

Expresa que en la fecha en la cual el Tribunal profirió la sentencia, la acción penal había prescrito.

CONSIDERACIONES

La demanda de casación no reúne en su desarrollo las exigencias requeridas en el inciso 2 del artículo 184 de la Ley 906 de 2004, ni la Sala dispondrá superar sus defectos con fundamento en su inciso 4, por no darse ninguna de las circunstancias previstas en él.

El recurrente acierta al proponer, bajo la causal segunda de casación, la invalidación del fallo de segunda instancia, al alegar que en la fecha de su emisión la acción penal se encontraba prevista.

No obstante, el cargo corresponde desarrollarlo conforme al derrotero de la primera, indicando las normas infringidas y la especie de su violación, en orden a satisfacer la proposición jurídica...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba