Branding para abogados - Núm. 3, Abril 2021 - Industria Legal - Libros y Revistas - VLEX 866296259

Branding para abogados

AutorAlejandra Rojas Castañeda
CargoSocia de UpWyse
Páginas7-7
Industria Legal
Branding para abogados
La primera pregunta que siempre hago
cuando quiero entender el ADN de una firma
de abogados es: “Si esta firma fuera una
persona, un ser humano de carne y hueso,
¿cómo sería?”, “¿qué marca de ropa le
gustaría?”, “¿sería un hombre o una
mujer?”, “¿cuántos años tendría?”.
Responder a mi pregunta siempre toma
varios minutos de silencio y miradas de
confusión.
Algunos me sorprenden gratamente, y
describen a la firma como James Bond
(clásico, meticuloso, arriesgado, serio, con
la camisa y corbata perfectamente
planchadas siempre), otros se describen
como Obama (encantador, cercano,
amigable, de camisa remangada y sin
corbata), por dar algunos ejemplos, sin
embargo, me atrevería a decir que el 90%
me responden cosas como: “es un hombre
(este es otro tema que amerita un artículo
entero) que conoce mucho la ley, muy
responsable, y apasionado por su trabajo”.
Respuesta incorrecta.
Lo más importante en una estrategia de
mercadeo es la diferenciación, entendida
como aquello que mi marca ofrece, pero que
mis competidores directos no. Como firma,
lo mínimo indispensable para estar en el
mercado es conocer muy bien la ley
aplicable, ser responsables con los asuntos
de los clientes, y que nos guste lo que
hacemos (o al menos aparentarlo). Tiene
que existir algo más que nos describa como
marca y que aporte valor a nuestro mercado
objetivo. Si todos nos queremos posicionar
en el mercado con las mismas
características, entonces no hay
diferenciación.
A la final, lo que quiero identificar con mi
pregunta sobre personalidad de marca es
eso. Quiero entender cómo resaltar a una
firma en el océano de competidores, cómo
darle un tono de comunicación único, una
imagen visual única, una ventaja competitiva
en un nicho específico, etc. Si no tenemos
un diferencial claro en el mercado, entramos
directamente a competir por precio, y eso no
suele ser nada deseable.
El branding, va mucho más allá de tener una
marca (nombre, símbolo o diseño que es
fácilmente identificable como perteneciente a la
empresa), el branding es tener una personalidad
única, es tener mensajes estratégicos que nos
identifiquen, es la decoración de las oficinas, los
entregables a los clientes y la forma en como se
presentan, los colores de las piezas de
comunicación, el tipo de fotografía del material de
mercadeo, el ambiente laboral, los sistemas de
tecnología que tenemos o no tenemos en la
oficina, etc. Todo comunica y nos da un
posicionamiento en el mercado.
Los invito a tomarse unos minutos para pensar,
si su firma fuera una persona, un ser humano de
carne y hueso, ¿cómo sería?, ¿sería James
Bond?, ¿Obama?, quien sabe, con suerte hasta
identificamos una Angela Merkel, Kamala Harris,
o Michelle Obama.
Alejandra Rojas Castañeda
Socia de UpWyse

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba