UN CASO DE COMPRAVENTA INTERNACIONAL: Cascades Containerboard Packaging – Trenton contra Mosre Trading S.A. Causa 7164-2019. Fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago, 4 de febrero de 2021 - Núm. 6, Febrero 2021 - Boletín del Centro de Estudios de Derecho Comparado - Noticias - VLEX 858010850

UN CASO DE COMPRAVENTA INTERNACIONAL: Cascades Containerboard Packaging – Trenton contra Mosre Trading S.A. Causa 7164-2019. Fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago, 4 de febrero de 2021

AutorJorge Oviedo Albán
CargoProfesor Universidad de La Sabana

INTRODUCCIÓN

Mediante decisión de la Corte de Apelaciones de Santiago de 4 de febrero de 2021, se confirmó de manera unánime el fallo dictado por el 30º Juzgado Civil de Santiago de 22 de abril de 2019, en el caso de Cascades Containerboard Packaging – Trenton contra Mosre Trading S.A (causa C 27501 – 2017).

Es una buena noticia que los tribunales latinoamericanos apliquen la Convención de las Naciones Unidas sobre los Compraventa Internacional de Mercaderías, de la cual forman parte 94 países, adoptada en Viena el 11 de abril de 1980 y se encuentra en vigor desde el 1º de enero de 1988. Es sabido que la Convención sobre Compraventa Internacional de Mercaderías es el más importante instrumento normativo en la denominada “Modernización del Derecho de las obligaciones”, que aunque no abarca todos los aspectos del derecho de contratos, sino tan solo algunos aspectos de la compraventa, tales como la formación del contrato, los derechos y obligaciones del vendedor y el comprador, incluyendo el sistema de medios de tutela por incumplimiento y la transmisión de riesgos, ha exigido “(…) replantearse los aspectos básicos de las obligaciones contractuales”[1].

Ahora, independientemente de ser parte del derecho interno de países latinoamericanos y del Caribe, como son Argentina (1988), Brasil (2014), Chile (1991), Colombia (2002), Costa Rica (2002), Cuba (1995), Ecuador (1993), El Salvador (2007), Guatemala (2021), Guyana (2015), Honduras (1988), Paraguay (2007), Perú (2000), República Dominicana (2011), San Vicente y las Granadinas (2001) y Uruguay (2000), son escasos los fallos de los tribunales en aplicación de la misma y relativamente escasa – aunque con destacadas excepciones – la atención puesta a la misma por autores y profesores a lo largo del continente, asunto que ha sido denunciado por la doctrina y que contrasta con los fallos y laudos arbitrales dictados por tribunales de otros países[2].

En este artículo se aludirá a los hechos del caso fallado por los tribunales chilenos, destacando los argumentos en relación con su aplicación, además de algunas anotaciones relativas a las consideraciones contenidas en tales decisiones.

1. LOS HECHOS

El caso se refirió a los siguientes hechos, conforme a lo narrado en la sentencia del 30º Juzgado Civil de Santiago:

Cascades Containerboard Packaging, sociedad constituida y establecida en Canadá, demandó a Mosre Trading S.A., sociedad establecida en Chile, alegando el incumplimiento de las obligaciones de pago del precio adeudado en virtud de una serie de contratos de compraventa de rollos de cartón corrugado para productos de embalaje, celebrados entre los años 2013 y 2014, y pretendiendo el pago forzoso del precio e indemnización de perjuicios, limitados a los intereses corrientes generados desde la mora en el incumplimiento de la obligación, basando sus pretensiones en los artículos 53; 61 (1) a y b, 62 y 74 de la Convención de Naciones Unidas sobre los Contratos de Compraventa Internacional de Mercaderías, que según lo alegado por el demandante, era la ley aplicable al contrato, al tratarse de un contrato de compraventa internacional, toda vez que vendedor y comprador se encuentran establecidos en países parte de la Convención, conforme a lo establecido en el artículo 1º de la misma y que versa sobre mercaderías, entendidas como cosas muebles corporales, como son los rollos de cartón corrugado objeto de los contratos celebrados entre Cascades y Mosre. El demandante afirmó que de todas maneras, si se llegare a considerar que la Convención no era aplicable al caso, las reglas del Código Civil y el Código de Comercio chilenos igualmente lo facultaban para exigir el cumplimiento del contrato de compraventa con indemnización de perjuicios, según lo establecido en los artículos 1793; 1893; 1547; 1557 y 1551 del Código Civil de Chile.

Los mencionados contratos se celebraron de la siguiente forma: mediante órdenes de compra, Mosre solicitaba comprar a Cascades determinados productos. Esta última aceptaba la oferta de compra y emitía las facturas respectivas. Las partes pactaron que la entrega de las mercaderías se realizaba valiéndose de un transportador quien las llevaba desde Canadá para entregarlas en puerto chileno, donde se encontraba establecido el comprador[3]. Según lo convenido, el comprador disponía de ciento veinte días desde la fecha de facturación para pagar el precio de las compraventas, lo cual según la afirmación del vendedor citada en el fallo de primera instancia, no ocurrió, constituyendo incumplimiento de las obligaciones[4], ascendiendo la suma adeudada a un total de $430.967, 87 dólares de los Estados Unidos.

La compradora contestó la demanda solicitando el rechazo de la misma, alegando que entre las partes se había suscrito un acuerdo de pago que sustituyó las obligaciones adeudadas, configurándose una novación, conforme a los artículos 1631 y 1634 del Código Civil chileno.

En la réplica, basándose en reglas del Código Civil chileno como son los artículos 1628 y 1634, la demandante negó que hubiese existido una novación, toda vez que no se verificaron los requisitos para que esta procediera, en especial la falta de intención de novar; no existen dos obligaciones: una extinguida y otra nueva, como tampoco dos obligaciones diferentes, toda vez que en el supuesto en que la obligación primitiva hubiere sido sustituida por el acuerdo de pago, esta no sería una obligación sustancialmente diferente, al no variar uno de los elementos esenciales de ella, como son los sujetos, la prestación debida, el objeto o la causa, además que según lo dispuesto en el artículo 1649 del Código Civil chileno, la mera ampliación del plazo de una deuda no constituye novación.

Tras surtir los procedimientos de rigor, el 30º juzgado civil de Santiago, se declararon probados los hechos y se acogieron las pretensiones, negando la defensa de la demandada toda vez que esta no aportó prueba alguna destinada a acreditar la novación, condenando a Mosre Trading S.A. a pagar a Cascades Containerboard Packaging el precio adeudado “…más los intereses corrientes para operaciones reajustables entre la notificación de la demanda y su pago efectivo”.

El fallo dedicó los considerandos sexto a octavo, a analizar la aplicación de la Convención de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR