Derecho Deportivo - Núm. 4, Junio 2021 - Industria Legal - Libros y Revistas - VLEX 870554146

Derecho Deportivo

AutorCarlos A. Buitrago
Páginas62-63
Industria Legal
Cabuitrago@gherasociados.com
Carlos A. Buitrago
Miami - Bogotá
https://ghersports.com/
El pasado 19 de abril se dio a conocer el
proyecto de la “Súperliga”, un torneo que
se llevaría a cabo por fuera de las
competiciones oficiales reguladas por
FIFA, UEFA y las federaciones nacionales.
Esta iniciativa fue apoyada por AC Milán,
Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, F.C.
Barcelona, Inter de Milán, Juventus,
Liverpool, Manchester City, Manchester
United, Real Madrid y Tottenham.
Ante esta situación, FIFA, UEFA, las
ligas y los fanáticos, expresaron su
rechazo a la creación de esta competición.
Por un lado, FIFA, en conjunto con UEFA,
CONCACAF, CONMEBOL, AFC, CAF y
OFC, manifestaron que los clubes
participantes de este torneo no podrían
jugar en competiciones a nivel nacional,
europeo o mundial y, además, que sus
jugadores no podrían representar a sus
respectivas selecciones nacionales. Así
mismo, UEFA, las ligas y los aficionados
expresaron que la Súperliga acabaría con
el fútbol, pues atentaba contra la pasión
característica de este deporte y perseguía
únicamente los intereses económicos de
los dueños de los clubes. Igualmente, hubo
comunicados estatales que advertían a
dichos clubes sobre las implicaciones que
tendrían en caso de seguir adelante con la
Súperliga. Ante la presión ejercida
especialmente por los gobiernos, en
menos de 48 horas, 9 de los 12 clubes
comunicaron su retiro de la competición, y
los restantes abandonaron el barco en el
transcurso de los días, dejando de
momento finiquitado el proyecto.
El trasfondo que perseguía la Súperliga
era lograr una mejor repartición de los
premios y los derechos televisivos del
torneo entre los clubes participantes. La
Súperliga generaría aproximadamente
7.000 millones de euros, de los cuales más
de la mitad se derivarían de derechos de
televisión.
Según Florentino Pérez, el torneo buscaba
incrementar los ingresos de dichos clubes que, a
pesar de ser los que más invierten en jugadores,
infraestructura y que siempre están en las rondas
finales, habían reportado pérdidas por más de 700
millones de euros en el último año (Fuente: KPMG).
Aquí surge nuevamente la clara muestra de
poder que tiene FIFA a nivel internacional, donde
determina que sólo se pueden jugar sus
competiciones o son absolutamente excluidos de
todo su sistema.
Sin embargo, es evidente que los equipos más
grandes no están de acuerdo con el manejo ni el
formato implementado por UEFA en relación a los
torneos ya existentes, por lo que la creación de un
nuevo torneo y/o el cambio de los formatos de las
actuales competiciones seguirá siendo un tema a
tratar.
DERECHO
DEPORTIVO
La Súperliga europea

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR