Derecho Energético - Núm. 4, Junio 2021 - Industria Legal - Libros y Revistas - VLEX 870554130

Derecho Energético

AutorDaniel Fajardo
Páginas30-31
Industria Legal
Daniel.Fajardo@hklaw.com
Daniel Fajardo
Carrera 7, Número 71 - 21, Torre A, Piso 8, Bogotá
www.hklaw.com
Dadas las autorizaciones previas y plazos
asociados a la cesión de contratos para la
exploración y explotación de hidrocarburos o
minerales, concesiones y sus instrumentos
ambientales, es una práctica común en la
industria que las cesiones parciales o totales
de estos activos se lleven a cabo mediante
la compraventa de las acciones de la
sociedad titular de los activos, por oposición
a la cesión de éstos.
Aunque este mecanismo resulta
conveniente dada la facilidad de transferir
acciones, no debe perderse de vista que el
valor real de la transacción tiene origen en
los activos subyacentes y su condición, lo
que impone a los asesores legales del
comprador la necesidad de “atar” mediante
cláusulas contractuales, el “good standing”
de dichos activos a las acciones objeto de
compra/venta de tal forma que se evidencie
que la operación económica subyacente del
comprador es hacerse al activo/proyecto
minero-energético.
La necesidad de estas cláusulas
especiales, se justifica en tres razones
fundamentales:
a. Por regla general, las obligaciones del
vendedor en un contrato de compraventa de
acciones están limitadas a la transferencia
de las mismas, así como garantizar ciertas y
determinadas condiciones (mediante
representaciones y garantías) en una fecha
específica.
b. Cuando el objeto de la venta recae en
las acciones exclusivamente, la
responsabilidad del vendedor se limita a la
existencia de vicios ocultos respecto de
éstas y siempre y cuando dichos vicios
tengan como efecto que las acciones sean
impropias para su destinación (Art 934 del
C.Co). Esto implica que la no vinculación del
proyecto a las acciones, tiene como
consecuencia que el vendedor quede
obligado exclusivamente al saneamiento de
los vicios que recaen sobre la cosa vendida
(acciones) y no por los hechos o
circunstancias que hayan de afectar el
proyecto; y
c. La acción para solicitar la resolución del contrato
por vicios ocultos prescribe en un término de 6
meses, contado a partir de su entrega (Art 938 del
C.Co), lo que implica que dicho plazo se contará
desde la fecha de transferencia de las acciones,
mas no desde la fecha de cumplimiento de ciertos
hitos clave para el proyecto, como por ejemplo el
otorgamiento de la licencia ambiental.
Finalmente se anota que, si bien es razonable
que la responsabilidad del vendedor esté limitada
en el tiempo y cuantía, también lo es que el
comprador y asesores legales tomen medidas para
no dejar desprotegida la operación económica
subyacente, la cual es el verdadero móvil para la
celebración del contrato.
DERECHO
Vicios Ocultos – ¿Acciones o Proyectos?
ENERGÉTICO

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR