Notas sobre la república y la democracia, de Roma a Colombia - Primera parte. Repúblicas o democracias, una visión política de la literatura - República, violencia y género en la novela de crímenes - Libros y Revistas - VLEX 857369685

Notas sobre la república y la democracia, de Roma a Colombia

AutorJuan Guillermo Gómez García
Páginas25-42
25
NOTAS SOBRE LA REPÚBLICA Y LA DEMOCRACIA,
DE ROMA A COLOMBIA
Juan Guillermo Gómez García
La primera gran preocupación, que a veces se traduce en pánico, es lograr
un mínimo acuerdo en lo que podríamos entender por los conceptos,
presentados aquí como antitéticos, república y democracia. Los dos
conceptos han tenido una tradición en la historia occidental muy larga,
compleja y llena de disputas. La segunda gran preocupación consiste en
poder entablar las relaciones entre estos conceptos, por su naturaleza
complejos, abstrusos y dinámicos y la literatura, o lo que podemos com-
prender también bajo el ancho amparo de literatura. Estas dos preocu-
paciones abruman y desvelan. Por ello, con la venia de ustedes, lo único
que se puede ensayar es una serie de ocurrencias más o menos sueltas y
tentativas sobre el tema.
Al principio, proponemos una serie de preocupaciones metodológi-
cas que nos permiten auscultar el tema. La palabra república es y puede
en efecto ser asimilada en el lenguaje corriente con democracia. Exis-
ten repúblicas democráticas y democracias republicanas. La república
la entendemos o deberíamos entender como una forma de gobierno.
26
Juan Guillermo Gómez García
Es un modelo de organización institucional público, que remite ante todo
a la época antigua, la república romana, que se diferencia de la época
imperial y que llega con Cicerón como el gobierno de los comunes, frente
al despotismo arbitrario del tirano. Así, república en la Roma antigua
significaba respeto a la ley en beneficio común, un elemento moral en la
conducción legal de los asociados. Era pues una variable de la democracia
que regía la polis griega, que implicaba el ejercicio del poder por parte
de una élite gobernante de propietarios (ociosos).
Luego, tenemos la república moderna, que nació de las grandes revo-
luciones, la norteamericana y la francesa. Aquí, la palabra república tiene
que ver no solo con un régimen político ya no monárquico, sino derivado
directamente de una constitución. Esta constitución nace de un debate
en el seno del parlamento o la asamblea constituyente y se instaura como
el modelo más perfecto de organización de la vida pública occidental.
En ese sentido, la diferencia sustancial no deriva solo del hecho de que
la constitución norteamericana propende por una organización federal
y la francesa por un orden soberano unitario y no divisible. Esta impor-
tante distinción entre federalismo de corte norteamericano y centralismo
unitario de corte francés contiene un aspecto o regalo envenenado. Este
veneno se llama democracia republicana.
La diferencia sustancial entre la revolución norteamericana y la fran-
cesa la subrayó con agudeza Hannah Arendt en su polémico libro Sobre
la revolución (1967). Lo que diferencia la revolución norteamericana de
la francesa no es un asunto meramente institucional, sino radicalmen-
te social. Francia rompió su tradición constitucional bajo el efecto de
la movilización incontrolable de los pobres, de los sans-culottes. Así,
el constitucionalismo republicano francés, que en principio podía ser
considerado solo una revolución institucional política, se rompió desde
abajo por la presión de las masas organizadas que clamaban por un ré-
gimen de excepción. Maximilien Robespierre encarnó ese régimen, el
régimen del terror, en virtud de la democracia. Él suspendió la constitu-
ción republicana para ampliar los derechos populares. Tenemos aquí una
cuadratura del círculo que hace del republicanismo democrático francés
un despotismo popular, un régimen de emergencia. La guillotina fue
el instrumento para defender la democracia contra la república o para

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR