Sabérselas todas - 17 de Septiembre de 2023 - El Tiempo - Noticias - VLEX 943107252

Sabérselas todas

El lunes me desperté con un impertinente zumbido electrónico en la casa. Venía de una UPS que hice instalar hace unas semanas. Una UPS es básicamente una pila grande -esta es del tamaño de un altavoz mediano- para mantener encendidos computadores y otros dispositivos cuando se corta la luz. Debo explicar que vivo en el Caribe colombiano, donde el fluido eléctrico imita las olas del mar: viene y se va. Los técnicos que habían hecho la instalación vinieron, hundieron unos botones en el frente de la caja y cesó la horrible bulla. "Todo listo", me dijeron. "¿Seguro?", pregunté. "Segurísimo". En la madrugada volvió el zumbido. Al día siguiente regresaron los técnicos, y nada. Soluciones propuestas: desconectar el aparato o irme a escribir a otro lado. Una avería doméstica le pasa a cualquiera, no tiene nada de particular. Pero me llama la atención el "seguro, segurísimo" de los técnicos. Una mejor respuesta habría sido: "No sabemos qué tiene, pero vamos a averiguar". A muchos les habrá pasado: reparaciones o instalaciones mal hechas, apresuradas, sin la precaución de una revisión final. Realizadas por personas trabajadoras y bienintencionadas, pero que se tienen demasiada confianza: creen sabérselas todas y piensan que consultar un manual de instrucciones, una especificación técnica o a un tercero es casi una muestra de debilidad. Esos casos son comunes en nuestro país no porque los electricistas, mecánicos, técnicos, albañiles, constructores, etc., colombianos sean más tercos o menos capaces que los de otras partes, sino por una condición que consideramos una virtud, pero que, cuando se le exige demasiado, se convierte en fuente de equivocaciones. Esa circunstancia es que Colombia sigue siendo, en gran medida, una economía de frontera: un bazar del rebusque. Incluso muchas grandes empresas, admiradas por su sofisticación, nacieron gracias al ingenio de algún emprendedor con talento para cacharrear problemas, no por juiciosos planes de negocios o estudios de mercado. Esa industriosidad es admirable. Pero todos los que aprendemos algún...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR