SENTENCIA de Corte Suprema de Justicia - SALA DE DESCONGESTIÓN LABORAL N.º 4 nº 75830 del 31-03-2020 - Jurisprudencia - VLEX 862123663

SENTENCIA de Corte Suprema de Justicia - SALA DE DESCONGESTIÓN LABORAL N.º 4 nº 75830 del 31-03-2020

EmisorSALA DE DESCONGESTIÓN LABORAL N.º 4
PonenteANA MARÍA MUÑOZ SEGURA
Sentido del falloNO CASA
Número de expediente75830
Tribunal de OrigenTribunal Superior Sala Laboral de Bogotá
Tipo de procesoRECURSO DE CASACIÓN
Número de sentenciaSL1339-2020

ANA MARÍA MUÑOZ SEGURA

Magistrada ponente

SL1339-2020

Radicación n.° 75830

Acta 11

Estudiado, discutido y aprobado en sala virtual

Bogotá D.C., treinta y uno (31) de marzo de dos mil veinte (2020).

Decide la Sala el recurso de casación interpuesto por MARGARITA MOLANO DE GARCÍA, contra la sentencia proferida por la Sala de Decisión Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, del 19 de julio de 2016, dentro del proceso adelantado por esta contra la ADMINISTRADORA COLOMBIANA DE PENSIONES, COLPENSIONES.

  1. ANTECEDENTES

Margarita Molano de García presentó demanda contra la Administradora Colombiana de Pensiones (en adelante Colpensiones), con el fin de que se declarara que era beneficiaria de la pensión de sobrevivientes, en su condición de cónyuge, a partir del 19 de septiembre de 1988 y, en consecuencia, se condenara al pago de la prestación económica.

Como fundamento de sus pretensiones señaló que su cónyuge, Armando García Restrepo, falleció el 19 de septiembre de 1988, quien cotizó a Colpensiones. Informó que el 13 de diciembre de 2010 solicitó a la administradora el pago de la pensión de sobrevivientes, la que fue negada el 19 de septiembre de 2011 y a cambio le fue ofrecida una indemnización sustitutiva por valor de $5.127.837.

Interpuso recurso de reposición y en subsidio el de apelación, los cuales fueron respondidos mediante Resolución n.º VPB 31663 de manera negativa.

Agregó que Armando García trabajó en el servicio público como médico en el Instituto Nacional de Medicina Legal desde el 5 de marzo de 1964 hasta el 10 de noviembre de 1965; en el Hospital Samaritana entre el 17 de noviembre de 1964 y el 30 de abril de 1965; en el servicio Seccional de Salud del Tolima entre el 19 de septiembre de 1966 y el 3 de marzo de 1967; en la Gobernación del Tolima – Caja de Previsión Social del Tolima desde el 01 de marzo de 1967 hasta el 17 de noviembre de 1971; en el Instituto Nacional de Cancerología entre el 1º de diciembre de 1971 y el 30 de noviembre de 1974; en la Secretaría de Salud de Bogotá del 11 de junio de 1974 y el 31 de diciembre de 1974; en la Caja de Previsión del Distrito FONCEP, desde el 8 de enero de 1976 hasta 4 de febrero de 1976; con el Departamento de Cundinamarca Caprecundi entre el 17 de octubre de 1977 y el 10 de marzo de 1980, y del 27 de julio de 1983 al 29 de octubre de 1984; sumando un total de 4610 días.

Adujo que, también cotizó para el sector privado desde el año 1972 hasta el 18 de enero de 1985, específicamente:

[…] en la Caja Seccional del Seguro Social, entre el 26-12-1972: en el INPES, entre el 21-05-1973: en la Clínica Palermo, entre el 28-05-1975: en la Clínica Nueva, entre el 01-11-1975; en la Caja Seccional del seguro Social, entre el 12-01-1976, en la Cruz Roja, entre el 01-03-1976 y en el Instituto de los seguros Sociales entre el 21-12-1984 y el 18-01-1985, para un total de 229.71 SEMANAS.

Al dar respuesta a la demanda, Colpensiones se opuso a la totalidad de las pretensiones. En cuanto a los hechos, aceptó la fecha del fallecimiento del causante, las cotizaciones a la entidad, la solicitud del pago de la prestación económica, el rechazo de la misma, la indemnización sustitutiva concedida y que el causante acreditó 4610 días correspondientes a períodos no cotizados a Colpensiones.

En su defensa presentó las excepciones que denominó prescripción, pago y/o compensación, inexistencia del derecho y de la obligación reclamada, buena fe de la entidad demandada, cobro de lo no debido, imposibilidad jurídica para reconocer y pagar derechos por fuera de ordenamiento legal, el no pago de los intereses moratorios, la no configuración del derecho al pago del I.P.C., ni de indemnización o ajuste alguno e imposibilidad de condena en costas.

  1. SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA

El Juzgado Veintisiete Laboral del Circuito de Bogotá, mediante sentencia del 24 de junio de 2016, resolvió:

PRIMERO.- CONDENAR a la ADMINISTRADORA COLOMBIANA DE PENSIONES – COLPENSIONES a pagar la pensión de sobrevivientes a la señora MARGARITA MOLANO DE GARCÍA a partir del 19 de septiembre de 1988 y hasta cuando subsistan las causas que le dieron origen, en cuantía de 1 salario mínimo mensual legal, junto con las mesadas adicionales de junio y diciembre y los aumentos legales anuales, por lo expuesto en la parte motiva de esta providencia.

SEGUDNO – DECLARAR prescritas las mesadas pensionales causadas entre el 19 de septiembre de 1988 y el 20 de abril de 2012, por lo expuesto en la parte motiva de esta providencia.

TERCERO – CONDENAR a la ADMINISTRADORA COLOMBIANA DE PENSIONES – COLPENSIONES a pagar a la señora MARGARITA MOLANO DE GARCÍA, la suma de 35’578.870 que corresponde al retroactivo pensional causado entre el 21 de abril de 2012 y el 31 de mayo de 2016, incluidas las mesadas adicionales de junio y diciembre y los aumentos legales, suma que deberá ser indexada desde cuando cada mesada pensional se hizo exigible, hasta cuando el pago de las mismas se efectúe, por lo expuesto en la parte motiva de esta providencia.

CUARTO. AUTORIZAR a COLPENSIONES a descontar el retroactivo pensional las sumas que demuestre haber cancelado por concepto de indemnización sustitutiva de la pensión de sobrevivientes a la señora MARGARITA MOLANO DE GARCÍA, por lo expuesto en la parte motiva de esta providencia.

[…]

SEXTO. DECLARAR PARCIALMENTE PROBADAS las excepciones de PRESCRIPCIÓN Y PAGO Y/O COMPENSACIÓN y NO PROBADAS las de INEXISTENCIA DEL DERECHO Y DE LA OBLIGACIÓN RECLAMADA, BUENA FE DE LA ENTIDAD DEMANDADA, COBRO DE LO NO DEBIDO, IMPOSIBILIDAD JURIDICA (sic) PARA RECONOCER Y PAGAR DERECHOS POR FUERA DEL ORDENAMIENTO LEGAL, NO CONFIGURACION (sic) DE DERECHO AL PAGO DEL IPC NI DE PAGO DE INDEXACIÓN O AJUSTE ALGUNO e IMPOSIBILIDAD DE CONDENA EN COSTAS, formuladas por COLPENSIONES, por lo expuesto en la parte motiva de esta providencia.

  1. SENTENCIA DE SEGUNDA INSTANCIA

La Sala de Decisión Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, mediante sentencia del 19 de julio de 2016, al resolver el recurso de apelación interpuesto por la demandada, revocó la sentencia de primera instancia y absolvió a Colpensiones de las pretensiones.

Planteó como problema jurídico a resolver, determinar «[…] si la parte actora tiene derecho a la pensión de sobrevivientes y en caso de que la respuesta al anterior problema jurídico sea afirmativa, se establecerá que el valor reconocido por concepto de indemnización sustitutiva debe ser devuelto de manera indexada».

Explicó que,

Como lo ha señalado la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral en reiterada (sic), la norma aplicable para el caso de la pensión de sobrevivientes es la vigente al momento del fallecimiento del pensionado o del afiliado. En ese orden de ideas en el presente caso, la norma aplicable es el artículo 20 del acuerdo 224 de 1966 modificado por el artículo 1º del Acuerdo 19 de 1983, esto porque afiliado falleció el 19 de septiembre de 1988.

[…]

Pues bien, revizada (sic) la historia laboral, allegada al expediente que se lee a folio 53 del expediente se establece que el señor Armando García Restrepo (Q.E.P.D) no dejó causado el derecho en razón a que el tiempo de servicio es prestado por el causante al sector público, que no fue cotizado al Instituto de Seguros Sociales y que corresponde a 4610 días. Según da cuenta la resolución número 33021 del 19 de septiembre 2011 no puede contabilizarse en tratándose de los reglamentos del Instituto de Seguros Sociales y concretamente el acuerdo 224 de 1966 aprobado por el decreto 3041 de 1966, norma aplicable a la pensión analizada, dado que bajo esta normatividad sólo se pueden contabilizar las semanas efectivamente cotizadas al Instituto de Seguros Sociales hoy Colpensiones, bien sea por servidores estatales o privados; además, porque así lo regulan los reglamentos del ISS y esa posición además ha sido reiterada de manera ampliada por la Corte Suprema de Justicia sala de casación laboral.

En ese orden de ideas, como la muerte acaeció el 19 de septiembre de 1988 las 150 semanas deberán cotizarse entre el 19 de septiembre de 1982 y 19 de septiembre de 1988, sin embargo, revisada la historia laboral se determinó qué en ese interregno el afiliado fallecido solamente causó 4.14 semanas las...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba
1 sentencias

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR