SENTENCIA de Corte Suprema de Justicia - SALA DE CASACIÓN CIVIL Y AGRARIA nº T 2500022130002023-00324-01 del 10-08-2023 - Jurisprudencia - VLEX 941405571

SENTENCIA de Corte Suprema de Justicia - SALA DE CASACIÓN CIVIL Y AGRARIA nº T 2500022130002023-00324-01 del 10-08-2023

Sentido del falloCONFIRMA NIEGA TUTELA
EmisorSALA DE CASACIÓN CIVIL Y AGRARIA
Número de sentenciaSTC7849-2023
Fecha10 Agosto 2023
Tribunal de OrigenTribunal Superior Sala Civil - Familia de Cundinamarca
Tipo de procesoACCIÓN DE TUTELA - SEGUNDA INSTANCIA
Número de expedienteT 2500022130002023-00324-01



HILDA GONZÁLEZ NEIRA

Magistrada Ponente


STC7849-2023


Radicación n° 25000-22-13-000-2023-00324-01

(Aprobado en Sala de nueve de agosto de dos mil veintitrés)


Bogotá, D.C., diez (10) de agosto de dos mil veintitrés (2023).

Desata la Corte la impugnación del fallo proferido el 17 de julio de 2023 por la Sala Civil Familia del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cundinamarca, en la tutela que I.Á. de Puerto y F.D.Á.M. instauraron contra el Juzgado Segundo Civil del Circuito de Zipaquirá, extensiva a los demás intervinientes en el consecutivo 2021-00126.


ANTECEDENTES


1.- Las libelistas, a través de apoderado, exigieron la protección de los derechos al «debido proceso y acceso a la administración de justicia», para que se ordenara a la autoridad accionada:


i) «(…) que en el término de 48 horas envié al apoderado judicial de las accionantes el audio-video de la audiencia del artículo 372 del CGP, el acta y al link de carpeta digitalizada del expediente».


ii) «Si en el transcurso de esta acción constitucional cesan los efectos que por omisión del juzgado accionado dieron lugar a su origen, y en aras de evitar su repetición, con fundamento en el artículo 24 del decreto 2591 de 1991 solicito se emita una sentencia preventiva con base en el precitado artículo».


En sustento adujeron que en el Juzgado Segundo Civil del Circuito de Zipaquirá cursa el pleito verbal de nulidad de contrato que M.P.Á. promovió en su contra (rad. 2021-00126), en el que el 7 de junio de 2023 se celebró la audiencia inicial establecida en el artículo 372 del Código General del Proceso y se fijó para el 27 de julio siguiente la de instrucción y juzgamiento de que trata el canon 373 ibidem.


Señalaron que finalizada la primera diligencia, su abogado solicitó el audio-video junto con el acta y el link para revisar el paginario, lo que reitero el 7, 20 y 27 de junio; sin embargo la contestación ofrecida fue, que «para acceder a la información solicitada es acceder al micrositio a través del enlace https://www.ramajudicial.gov.co/web/juzgado-02-civil-del-circuito-de Zipaquirá, módulo atención al usuario para recibir atención virtual, de lunes a viernes, de 2:00 a 5:00 pm».


Manifestaron que, a la fecha de presentación de la demanda superlativa, el iudex criticado no ha solventado sus rogativas, desconociendo los principios de celeridad, eficiencia y eficacia de la administración de justicia.


2.- El Juzgado Segundo Civil del Circuito de Zipaquirá indicó que como el representante de las impulsoras requirió en tres (3) oportunidades el vínculo para examinar el sumario reprochado, se le comunicó la ruta de atención digital instituida para brindar el acceso a todos los usuarios de forma directa y ágil a los expedientes, empero se ha negado de manera injustificada a utilizar esas herramientas.


Aseveró que el 10 de julio de la presente anualidad envió al correo electrónico ferjuris77@gmail.com el enlace virtual de la lid debatida y le informó los pasos para ingresar al mismo.


FALLO DE PRIMER GRADO Y SU IMPUGNACIÓN


La Sala Civil Familia del Tribunal Superior de Cundinamarca desestimó el amparo, porque «frente a las peticiones presentadas por el apoderado de las promotoras, en la actualidad no existe la vulneración alegada, dado que la secretaría del juzgado accionado mediante mensaje de datos del pasado 10 julio, compartió el link del expediente al apoderado de las accionantes. Así, es dable considerar que se ha superado el hecho que motivó el amparo reclamado, por cuanto, se les dio respuesta a las solicitudes presentadas por la parte actora en el marco del proceso cuestionado, abriendo el trámite ante la eventualidad suscitada, sin que trascienda si las determinaciones a las que llegó el J. de conocimiento satisfacen o no lo pretendido por su parte. Ante ello, mal haría el J. constitucional, de anticiparse a las actuaciones y decisiones que dentro del mismo trámite deben cumplirse y producirse.


Recurrieron las precursoras, aduciendo que «(…) si bien es cierto que en el curso de la acción constitucional el juzgado accionado suministro el link para acceder al expediente digital, no es menos cierto que el precitado despacho judicial continúa limitando a las accionantes al acceso del expediente digital. En el mensaje de datos enviado el día 10 de julio el juzgado accionado envió el link de acceso al expediente digital, PERO, limitó su acceso por el término de 24 horas, e indicó que posteriormente para acceder al mismo se debía hacer únicamente a través de la baranda virtual (…)».


Además, que «el Juzgado accionado está en la obligación constitucional y legal de permitirles a las accionante a acceder en cualquier tiempo al expediente al drive donde se encuentra el expediente digital, o a través de un código de verificación sin restricción alguna, por lo que suplicó «ordenar al JUZGADO SEGUNDO (2) CIVIL DEL CIRCUITO DE ZIPAQUIRA (CUNDINAMARCA) que dentro de las cuarenta y ocho (48) horas...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR