Proyecto de ley 013 de 2000 cámara - 2 de Agosto de 2000 - Gaceta del Congreso - Iniciativas legislativas - VLEX 451240882

Proyecto de ley 013 de 2000 cámara

PROYECTO DE LEY 013 DE 2000 CÁMARA. Presupuesto General de la Nación 2001 Mensaje del Presidente de la República y del Ministro de Hacienda y Crédito Público

Mensaje Presidencial

Honorables Senadores y Representantes:

Para dar cumplimiento al mandato constitucional y a lo dispuesto en el Estatuto Orgánico del Presupuesto, el Gobierno Nacional somete a consideración del honorable Congreso de la República el proyecto de ley por la cual se decreta el presupuesto de rentas y recursos de capital y ley de apropiaciones para la vigencia fiscal del 1º. de enero al 31 de diciembre del año 2001.

  1. Criterios para la formulación del Presupuesto General de la Nación para la vigencia fiscal de 2001

    En el proyecto de ley se da cumplimiento a lo dispuesto por la Constitución, por el Estatuto Orgánico del Presupuesto, en especial en los artículos 41 y 46 del Decreto 111 de 1996, y por los artículos 30 de la Ley 152 de 1994 y 16 de la Ley 358 de 1997.

    En el caso del gasto social, el Estatuto Orgánico del Presupuesto señala que éste no se puede disminuir porcentualmente con relación al del año anterior, respecto del total apropiado. El mismo Estatuto define el gasto social como aquel cuyo objetivo es la solución de las necesidades básicas insatisfechas en salud, educación, saneamiento ambiental, agua potable, vivienda, y las tendientes al bienestar general y al mejoramiento de la calidad de vida de la población, programados tanto en funcionamiento como en inversión.

    El proyecto de presupuesto para el año 2001 cumple de manera estricta esta disposición. En efecto, mientras que el gasto social de 2000 en funcionamiento e inversión representa un 68.5% del presupuesto total, el del próximo año aumenta su participación a un 68.8% de los gastos proyectados. Esto ocurre aún considerando los gastos extraordinarios, $564 mil millones, asignados en el 2000 para atender la reconstrucción de la zona cafetera devastada por el terremoto de enero de 1999.

    En lo que respecta al déficit fiscal previsto en el artículo 46 del Estatuto, debe señalarse que el mismo se refiere al generado durante la vigencia fiscal de 1999. De acuerdo con la metodología empleada para su cálculo, el Gobierno Nacional ha venido cumpliendo esta disposición durante el transcurso de la presente vigencia fiscal, razón por la cual considera que no es necesario incorporarlo en el presupuesto del año 2001.

    A juicio del gobierno, el origen de este déficit se explica por la asunción en 1999 de compromisos y obligaciones por encima de la financiación finalmente disponible, debido a que la estimación de los ingresos aforados en el presupuesto de ese año fue superior a los recaudos y desembolsos efectivamente realizados. No obstante, dicho déficit se ha venido cancelando durante la vigencia de 2000 mediante el mecanismo de las reservas presupuestales y las cuentas por pagar.

    En consecuencia, es claro que si por aspectos meramente formales se debe incorporar en el presupuesto del año 2001 una suma equivalente al déficit fiscal que certifique el Contador General de la Nación, se estarían distrayendo recursos que podrían aplicarse a otros fines y que, en su lugar, se destinarán a respaldar la cancelación de un déficit que de hecho ya no existirá en el año 2001, por las razones aducidas en el párrafo anterior.

    Con relación a las Leyes 152 de 1994 y 358 de 1997, en capítulos posteriores se analiza lo correspondiente a la inversión en el Plan de Desarrollo y la sostenibilidad de la deuda, de conformidad con lo dispuesto por las normas citadas.

    Con las anteriores consideraciones, el proyecto de presupuesto para el año 2001 asciende a $57.0 billones, financiado así: $22.8 billones, con ingresos corrientes de la Nación; $24.8 billones, con recursos de capital; $3.3 billones, con rentas parafiscales y otros fondos especiales, y $4.0 billones, con recursos propios de los establecimientos públicos del orden nacional. En el cuadro número 1 se resumen las apropiaciones.

    CUADRO NUMERO 1

    Total apropiaciones Presupuesto General de la Nación* 1999 - 2001

    Billones de pesos

    Valor apropiaciones Incremento %

    1999 2000 2001 00/99 01/00

    Funcionamiento 24.2 25.5 27.0 5.1 6.0

    Gastos de personal 5.6 6.0 6.4 7.3 5.4

    Gastos generales 1.7 1.6 1.3 -3.3 -19.9

    Transferencias 16.6 17.5 19.0 5.4 8.7

    Operación comercial 0.3 0.3 0.3 -3.6 0.3

    Servicio deuda span>13.8 16.5 21.4 19.7 29.3

    Inversión 8.6 7.2 8.6 -15.3 18.1

    Total con deuda 46.6 49.3 57.0 5.7 15.6

    Total sin deuda 32.8 32.7 35.6 -0.2 8.7

    * Presupuesto de la Nación y presupuesto de establecimientos públicos nacionales.

    Fuente: Dirección General del Presupuesto Público Nacional.

    Cuando se incluye el valor del servicio de la deuda, el monto previsto del presupuesto es superior al del año 2000 en un 15.6%. Sin embargo, cuando no se considera el servicio de la deuda, el monto de las apropiaciones que atienden el funcionamiento y la inversión de la Nación y de sus establecimientos públicos presenta un aumento del 8.7%.

    No obstante, como se deduce de las cifras y se explica posteriormente en el punto 2.5 de la sección III, el proyecto de presupuesto que se presenta a la consideración del Congreso se encuentra desequilibrado puesto que no cuenta con los ingresos legalmente autorizados para financiar la totalidad de los gastos que el Estado pretende realizar durante la vigencia fiscal de 2001, quedando en consecuencia el proyecto en la circunstancia prevista en el artículo 347 de la Constitución Política.

    Como quiera que el presupuesto de la Nación representa más del 90% del presupuesto general, el presente mensaje hace énfasis especial sobre el primero. El cuadro número 2 registra las apropiaciones financiadas con recursos de la Nación. La diferencia respecto al cuadro anterior constituye el presupuesto de los establecimientos públicos financiado con sus recursos propios. Entre estos se destacan las rentas parafiscales del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, y del Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, y los recursos de la Aeronáutica Civil y del Instituto Nacional de Vías, Invías, que, en conjunto, representan la mayor parte de los recursos propios aforados en el proyecto de presupuesto.

    CUADRO NUMERO 2

    Total presupuesto de la Nación 1999 - 2001

    Billones de pesos

    Valor apropiaciones Incremento %

    1999 2000 2001 00/99 01/00

    Funcionamiento 22.4 23.8 25.5 6.4 7.0

    Gastos de personal 5.2 5.6 5.9 7.2 5.9

    Gastos generales 1.4 1.4 1.1 -3.2 -17.1

    Transferencias 15.7 16.8 18.4 7.1 9.4

    Operación comercial

    Servicio deuda 13.8 16.5 21.4 19.5 24.2

    Inversión 5.6 4.9 6.1 -12.2 -7.1

    Total con deuda 41.8 45.2 53.0 8.3 17.1

    Total sin deuda 28.0 28.7 31.6 2.7 10.0

    Fuente: Dirección General del Presupuesto Público Nacional.

    1. El ajuste fiscal es una responsabilidad de todo el sector público

      Como es conocido por todos, desde que se inició la actual Administración se ha defendido la conveniencia de llevar a cabo un profundo ajuste fiscal si se quiere contar con condiciones favorables para el crecimiento económico y la generación de empleo, en un contexto no inflacionario.

      Con este propósito, en diciembre de 1999, el Gobierno Nacional firmó un acuerdo extendido con el Fondo Monetario Internacional, FMI, donde se comprometió con metas muy estrictas en materia de déficit fiscal para el período 1999 ¿ 2002. Bajo el programa económico que nos hemos propuesto cumplir se buscará alcanzar, entre otros, los siguientes objetivos:

      ¿ La promoción del crecimiento económico sostenible y el aumento del empleo, de manera que el incremento del PIB real sea en 2000 del 3% y podamos llevarlo al 5% en 2002.

      ¿ La disminución de la inflación del 10% al 6% durante el mismo período.

      ¿ La consolidación del progreso hacia la viabilidad externa que permita reducir el déficit en cuenta corriente y estabilizar la deuda externa colombiana en un nivel cercano al 43-44% del PIB. Se espera, también, que las reservas internacionales netas se mantengan por encima del equivalente a cinco meses de importación de bienes y servicios no factoriales, y

      ¿ La reducción de la pobreza, que en los últimos años ha llegado a niveles muy preocupantes, en gran parte, como consecuencia de la crisis económica y la situación del orden público.

      El éxito del programa depende crucialmente de la consolidación del ajuste fiscal, de la disciplina monetaria, de la reestructuración del sector financiero y de la continuación de la agenda de reforma estructural emprendida por este gobierno. Su logro, en conjunto, deberá permitir una recuperación de la inversión doméstica y del ahorro nacional. En especial, se espera que la inversión privada se duplique a casi el 15% del PIB y que el ahorro nacional aumente del 15% en 1999 al 19% del PIB en 2002, retornando así ambos indicadores a sus promedios históricos.

      Por lo pronto, los resultados alcanzados en 1999 estuvieron dentro de lo convenido con el FMI a pesar de las dificultades que se presentaron, relacionadas, unas, con la caída del recaudo de los ingresos corrientes de la Nación, como consecuencia de la recesión económica, y, otras, con la realización de gastos extraordinarios para atender la reconstrucción del eje cafetero y la crisis de la banca pública y del sector solidario dedicado a actividades financieras.

      Como quiera que también está en juego el programa macroeconómico para el 2000 y años siguientes, la consistencia del presupuesto respecto a las metas de déficit será definitiva para la consolidación del ajuste fiscal y para mantener su credibilidad. Con esta orientación, para el resto del cuatrienio se ha convenido con el FMI alcanzar las siguientes metas de déficit fiscal del consolidado del sector público no financiero: 3.4% del PIB para el año 2000 y, para los dos años siguientes, el 2.5% y 1.5% del PIB, después de tener en cuenta los gastos adicionales en programas sociales.

      Sobra decir que respecto a la necesidad de realizar el ajuste fiscal existe un consenso muy amplio no solo al interior del Gobierno Nacional...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba